Saint Seiya: The Lost Canvas vs Saint Seiya Omega

10
616

Saint Seiya, Los Caballeros del Zodiaco. Para parte de la generación de los 80 son nombres que hay que pronunciar con respeto porque toca con facilidad esa fibra sensible, el recuerdo de una infancia pegado al televisor día tras día, casi descontando personalmente las llamas del reloj.

Pero Masami Kurumada, su creador, no ha tenido miedo de darle seguimiento a lo que parecía terminado. Varios autores han dirigido numerosas precuelas y secuelas en manga, cine y animé. La última en estrenarse ha sido Saint Seiya Omega, exclusiva de televisión. Hay un fuerte contraste entre esta producción y la anterior, Saint Seiya: The Lost Canvas, cuya animación se dejó en suspenso sin concluir el arco argumental. Son tan distintas que bien merece la pena una comparación para ubicar a cada una.

Hay una idea principal que no se puede perder de vista. Omega es un anime entre shonen y kodomo que trata de reconstruir un entorno parecido al original siguiendo los cánones del éxito del siglo XXI, mientras que The Lost Canvas es un esfuerzo por buscar la independencia y una personalidad propia tomando prestados los elementos del manga original.

Fidelidad narrativa y trama

The Lost Canvas es un repaso a la anterior gran guerra y está ambientada en la Europa continental del siglo XVIII mientras que Omega tiene lugar pocos años después de la batalla contra Hades de Los Caballeros del Zodiaco.

Desde el punto de vista histórico podría parecer que Omega es más cercana a los hechos tradicionales, aunque es un spin-off alternativo y no una secuela real. Toda su trama se centra y se basa en personajes nuevos pero cuenta con multitud de cameos de antiguos caballeros que inciden indirectamente en los acontecimientos, como la misma Saori-San o Seiya. En The Lost Canvas también hay un par de caras conocidas, especialmente la de Dokho de Libra, y algunas relaciones de parentesco introducidas para apelar a ese sentimiento nostálgico.

http://www.youtube.com/watch?v=aIeYxN1VD6c

El desarrollo de los acontecimientos, sin ánimo de destripar ni un ápice de ninguna de ellas, refleja esos caminos separados que han seguido estas dos series de Saint Seiya. Omega tiene un corte infantil, es simple y directo, carente de giros ni sorpresas, y tan rápido que incluso se deja varias lagunas. The Lost Canvas es más maduro y también más oscuro, con una fuerte dosis de crueldad en su estructura. Avanza con más lentitud para no dejarse cabos sueltos, a lo que también ayuda el escaso elenco de personajes.

Personajes, armadura y personalidad

Si el guión marca el camino, son los personajes quienes lo recorren y aquí es donde están las diferencias más evidentes entre estas dos series de animación japonesas.

The Lost Canvas es una relación muy íntima en la que el bien y el mal, el centro del universo, cabe en una habitación mientras que Omega despliega ese potencial que da un infinito de constelaciones. En esta última el grupo de amigos es mucho más amplio, así los chavales tendrán más opciones para elegir quién es su favorito cuando se pongan a jugar. Pero son planos y están muy encorsetados en los clichés sobre los que se siente tan cómoda la animación nipona. No es una decisión aleatoria, la primera rellena ese vacío dando mucho más protagonismo a los Caballeros de Oro.

Con sus armaduras llega el punto total de ruptura. The Lost Canvas es muy fiel a Los Caballeros del Zodiaco, con diseños semejantes a los clásicos e incluso alguno prácticamente idéntico, han preferido innovar en el trazo del personaje y en la ambientación. Mientras que en la otra se ha utilizado un estilo muy simple para dar forma a unas armaduras que no visten casi nada. Como toda la calidad del dibujo, el paisaje y la animación (creo que el presupuesto debe ser escaso) cojean.

http://www.youtube.com/watch?v=voeMqRUMExo

Pasando al sistema de combate, la más vieja vuelve a ser más semejante al original. En Omega, de nuevo, han incluido elementos que le acercan más a los gustos contemporáneos y han acabo creando un sistema de combate completamente nuevo.

Los caballeros ya no cargan con su armadura a cuestas, ahora está en un pequeño amuleto porque la gran guerra santa lo cambió todo. Basta con invocarlo y viajará desde su constelación a su cuerpo. Además, cada caballero domina un elemento natural que le da ventaja o desventaja dependiendo de a quién se enfrente. Y hay más, ese elemento se proyecta en forma de ataque hacia delante, como una bola de energía. La lucha cuerpo a cuerpo ha pasado a un segundo lugar.

Conclusión

Tras este ligero análisis comparativo, mi conclusión es que Saint Seiya Omega es más parecida a Los Caballeros del Zodiaco superficialmente y a propósito, en busca de ese toque de nostalgia, pero en el fondo está repleta de novedades. Mientras que The Lost Canvas deja ver esa influencia sobre la que se apoya pero que no tiene intención de aprovecharse para sacar partido artificialmente.

En cualquier caso, los fans de Saint Seiya tienen dos opciones más para revivir el pasado. Cada cual que disfrute la que más le guste.

¿Te gusta mi contenido? Puedes puedes apoyarme en Patreon

Comentarios

comentarios